Preparar un buen café

¿Cómo se prepara un buen café con una cafetera italiana?

Una cafetera italiana es la típica que casi todo el mundo ha tenido en casa.

cafetera italiana

Es importante que utilicemos café molido especialmente para este tipo de cafetera. Esto es un grano algo mas grueso que para las cafeteras expresso.
Hay muchos tipos de café, mezcla, puro, etc. Cada uno de ellos está destinado a un momento del día, intenso o fuerte por la mañana, suave y aromático para tomar a cualquier hora, con sabor y cuerpo para la sobremesa… etc. Lo mejor es que cada cual pruebe y decida el que más le gusta.

Se llena el despósito hasta la válvula que marca el límite. Una vez puesto el filtro encima, el agua no debe de rebosar. Para comprobar que está correctamente, se le da un golpe con el dedo al filtro y tienen que saltar unas gotitas de agua por los orificios del filtro. Se pone el café en el filtro sin aplastarlo ni presionarlo. Muy impotante este detalle, ya que si lo presionamos, cuando suba el agua hervida va a tener mas dificil traspasar el grano (puede salir un café muy cargado). Dejamos que se forme una montañita de café y cerramos la cafetera sin igualar la superficie de café.  Atención en apretar bien la cafetera.

TRUCO: Si quieres sorprender a unos invitados o simplemente hacer algo distinto, coloca un pedacito de una barra de canela dentro del filtro antes de cerrar la cafetera, y tendrás un café con aroma a canela.

Ponemos la cafetera en el fuego o en la vitrocerámica a la máxima potencia, con la tapa abierta. En el momento en que hierve el agua y sale la primera gota de café, cerramos la tapa y bajamos el fuego un poco, para que el agua suba lentamente y se forme un café con cuerpo. Cuando haya subido todo el café se apaga la cafetera.

Una parte esencial del buen café expresso es la espuma, sin embargo, en la cafetera italiana no se produce. Para conseguir un café espumoso y más sabroso hay que hacer un procedimiento especial. Con la cafetera con la tapa abierta, esperamos el momento en el que sube el café. Hay que estar muy atento, pues las primeras gotas de café que surjan, se vierten rapidamente en una taza (la cafetera se vuelve a poner en el fuego para que siga subiendo el café). Posteriormente se añaden un par de cucharadas de azucar a esa pequeña cantidad de café que hemos apartado y se bate intensamente hasta que quede con una consistencia parecida a una mousse (añadir mas azucar si queda demasiado líquido).

crema de caféUna vez servido el café, a gusto de cada uno (solo, con leche…), en lugar de ponerle azucar, añadimos una cucharada o dos de esta crema. Remover bien el café y esperar varios segundos a que se forme la espuma. Habremos conseguido un café espumoso y con un sabor mas intenso.

café fin

No hay que permitir nunca que el café vuelva a hervir dentro de la cafetera. Para saborear un buen café, hay que tener en cuenta dos detalles. Calentar la leche sola, no echar el café y la leche y meterlo en el microondas, porque el café al recalentarse se amarga. Y segundo, antes de verter el café, con una cuchara, remover el contenido de la cafetera, ya que el primer café está en el fondo y es mas fuerte, y el último en subir se queda arriba y está mas aguado.

El café es más un momento, que una bebida.

Disfruten de un buen café, a ser posible, en buena compañía.

café propia

Anuncios

Una respuesta a “Preparar un buen café

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s